Tres consejos para ser productivo con el teletrabajo

¿Eres de los que cree que teletrabajo significa trabajar en pijama desde la cama? Bien, la realidad es muy distinta, y es que si nos ponemos a trabajar cada día en pijama y no adecuamos un espacio para exprimir nuestra concentración al máximo tal y como si estuviéramos en la oficina, acabaremos por darnos cuenta de que nuestra productividad baja, los tiempos de entrega se amplían, y nuestra posición en la empresa ya no está tan asegurada.

Imagen: www.motivacionymas.com

Imagen: www.motivacionymas.com

Cuando se tiene un piso en Lleida o Girona por ejemplo, pero la mayoría de clientes operan en Barcelona o Madrid, es probable que una vía para no tener que desplazarnos a menudo a la ciudad o para evitar tener que mudarnos sea el teletrabajo.

“El teletrabajo es una opción muy interesante para ganar en comodidad y en sostenibilidad para el medio ambiente”

De todos modos, hay algunas pautas que debemos seguir para no convertir nuestra nueva “oficina” en un lugar totalmente improductivo:

1. Separación de bienes

Nuestro piso en Lleida puede ser exclusivamente nuestro o bien que convivamos en pareja, amigos o en familia. Para cualquier situación debemos separar el espacio de oficina del espacio del hogar. No siempre es posible por cuestiones de espacio o tamaño, pero encontrar un rincón donde instalar nuestro despacho será esencial para no interferir con otras tareas o personas.

El espacio de trabajo debemos interiorizarlo como tal, y acostumbrarnos a que esos metros cuadrados estén dedicados en exclusiva a la concentración y el desempeño de nuestras tareas. De este modo veremos en qué falla y cómo mejorarlo, de este modo iremos retocando el espacio asignado, la orientación y demás detalles que nos ayuden a mejorar nuestra productividad y no dejarnos influir por el “efecto casa”.

2. Formalidad

Es cierto que nadie nos ve en casa, pero vestirse como si fuéramos a ir a la oficina nos dará un plus de concentración que de otro modo perderíamos. Un traje, unos zapatos y la corbata bien atada; o bien una camisa y unos tejanos. Depende de cómo solamos acudir al trabajo cuando vamos a las oficinas de la empresa, pero la idea es mantener esa línea también en casa cuando trabajamos a distancia.

De este modo tendremos un cierto grado de incomodidad y no caeremos en el error de trabajar en pijama, chándal o ropa de estar por casa.

“Trabajar en pijama repercute negativamente en la productividad laboral y en el tono en que atendemos llamadas o redactamos emails”

Nuestra mente asocia pijama a descanso e informalidad, por lo que debemos evitar trasmitir esta actitud durante nuestra jornada laboral. El mejor remedio, vestirse bien para trabajar en casa.

3. Evitar las tentaciones

Si en el trabajo no nos vamos a estirar, en casa tampoco debemos hacerlo por muy cerca que esté la cama. Pese a que haya tareas que podemos realizar estirados en la cama o el sofá como revisar emails o hacer llamadas laborales, esta es una mala costumbre que de nuevo aportar improductividad a nuestro trabajo.

De nuevo nuestra mente es muy fácil que nos traicione, y si estamos relajados en la cama mientras llamamos a un cliente no tendremos esta tensión con la que solemos apretar los acuerdos o con las que rebajamos ciertos presupuestos. Todo ello de nuevo atrae a una divergencia entre los objetivos alcanzados en nuestra versión offline en la oficina frente a la tendencia que iremos marcando en el teletrabajo.

Esto son solo tres consejos, seguro encontráis más, os invito a que compartáis vuestra experiencia con el teletrabajo. ¡Os esperamos!

Instagram para periodistas

Si tenemos en cuenta que desde la adquisición de Instagram por parte de Facebook su crecimiento ha sido imparable, superando en número de usuarios móviles a Twitter en Estados Unidos, como profesionales de la comunicación es una red social que no debemos obviar. Y es que Instagram es algo más que esa plataforma social con la que colarte y ver la vida de otros foto a foto, es una red de amplio valor informativo para los medios de comunicación y de gran utilidad para la construcción de la marca personal del profesional del periodismo.

Instagram para periodistas

Sigue leyendo

Mo’ne Davis, la niña que asombra a Estados Unidos

Entre los incidentes en Ferguson y la ejecución del periodista James Foley, los estadounidenses han vivido un pequeño descanso de malas noticias con la historia de Mo’ne Davis, la pequeña jugadora de béisbol de 13 años que se ha convertido en todo un fenómeno de masas gracias a la portada de Sports Illustrated.

Mo'ne Davis, en la portada de Sports Illustrated

Mo’ne Davis, en la portada de Sports Illustrated

Recuerden su nombre, rezaba la portada de SI en su edición nacional. La Davismania se ha disparado y una bola firmada por esta jovencita se pagaba a 500 dólares en Ebay. La niña que se ha hecho un sitio en un equipo de chicos en las Little League World Series ha acaparado minutos en las televisiones y el último partido de los Taney Dragons de Davis en la competición fue visto por más de cinco millones de espectadores. ¡Todo un récord sólo a la altura de los partidos de las ligas universitarias de baloncesto!

Davis se lo toma con filosofía y quiere ir paso a paso. El orgullo de Philadelphia, como la denominan sus conciudadanos, no obstante, quiere tener una larga carrera deportiva en la Liga femenina de baloncesto, la WNBA. Mientras tanto, recuerden su nombre, al más puro estilo Messi. Su próximo reto podría ser la liga universitaria con la camiseta de la Universidad de Connecticut.

Descansa en paz, James Foley

El vídeo por el que James Foley, fotoperiodista asesinado por el ISIS, debería ser recordado. Al pie del cañon y contando el infierno de Siria. El vídeo fue grabado en junio de 2012. Descansa en paz, James.

“Es nuestro trabajo. He estado cubriendo conflictos desde Irak en 2008 y realmente me siento atraído por el drama del conflicto y tratar de explicar historias no contadas. Me siento atraído por el lado de los derechos humanos”

Darío Gallo: “La creación de la mesa mobile dentro de la redacción de Clarín es una señal del cambio”

Trabajé durante trece años en la revista Noticias, un semanario de actualidad de Buenos Aires. Luego fui editor general del sitio Perfil.com, fui secretario general de Libre, un diario popular que duró menos de un año, y hace dos que soy editor jefe de Clarín e integrante, representando a la redacción, de la Digital Bussiness Unit de Agea S.A., editora del diario.

Darío Gallo

Clarín lanzar la aplicación Al Toque, que se complementa con la página web y la aplicación genérica del periódico. ¿Cómo se articula este triángulo?
La web y app de Clarín funcionan como en la mayoría de los diarios con el mismo contenido. Todo lo que está en la web de Clarín, se puede leer en su app. En cambio, Al Toque es un producto diferente, con contenido creado para mobile, con otro tono y sin profundidad en la navegación. Al Toque podría ser contenido ideal para wereables, por ejemplo.

En mayo Clarín dio un giro a su estrategia digital. ¿Cuáles han sido las iniciativas a corto plazo que aplicásteis?
La primera y fundamental es que la redacción intensificó su trabajo en un horario atípico para el papel. Se trata de coincidir con el prime time de la web, y por lo tanto la mayoría de la áreas comienzan a trabajar a las 7.30. Antes, la redacción se ponía en movimiento a las 13, con la primera reunión del diario impreso para evaluar la edición pasada y planear la próxima. La segunda es comenzar a usar una misma herramienta para publicar en web y papel, para tratar de esquivar en parte el recurrente problema de los CMS. Y la tercera, crear una mesa orientada a mobile y redes sociales dentro de la redacción.
Sigue leyendo

Fotoreporteros de guerra (2): Robert Capa

Editor’s Choice #8

“Si tus fotos no son lo suficientemente buenas, es que no te has acercado lo suficiente”

Esta cita atribuida a Robert Capa, seudónimo de André Friedmann, refleja la esencia del fotoreportero de guerra. Nacido en Hungría pero formado como fotógrafo en Paris, conoce a la fotógrafa alemana Gerda Taro que acabaría siendo su compañera y decidieron inventarse un nombre ficticio para firmar sus fotos: Robert Capa. Fue utilizado por ambos indistintamente cosa que ha provocado la polémica sobre quien disparó una foto o otra.

Robert Capa

Como en el caso de “Muerte de un miliciano” en el Cerro Muriano, en el término municipal de Espejo, Córdoba. La foto de la caída del republicano en los primeros compases de la guerra civil española, publicada en la revista LIFE el 12 de julio de 1937, ha sido de las más reproducidas y que más controversia han generado pues un documental, ‘La sombra del iceberg’ (2007), ponía en duda que fuese verídica y argumentaba que habría sido una puesta en escena y hasta que sería Gerda quien habría hecho la foto. Parece que la mano izquierda del miliciano estaría agarrada al muslo izquierdo: una posición que indicaría que el republicano estaría preparándose para la caída y además, la camisa está demasiado limpia por haber recibido un disparo.

Sigue leyendo

Artículos sobre periodismo y redes sociales para leer este fin de semana

Edward Snowden on Wired